Es una formación rocosa, de unos 120 metros de longitud y tiene un curioso arco bajo creado por la erosión marina de forma natural. Desde un mirador se puede ver los tres trolls de la playa de Vík. Junto a los acantilados es donde anidan frailecillos y otras aves en verano. Para acceder en coche a Dyrhólaey deja el Ring Road unos 14 kilómetros antes de llegar a Vík y toma la pista 218.

Dyrhólaey

Dyrhólaey

Es una formación rocosa, de unos 120 metros de longitud y tiene un curioso arco bajo creado por la erosión marina de forma natural. Desde un mirador se puede ver los tres trolls de la playa de Vík. Junto a los acantilados es donde anidan frailecillos y otras aves en verano. Para acceder en coche a Dyrhólaey deja el Ring Road unos 14 kilómetros antes de llegar a Vík y toma la pista 218.

Send this to a friend