Es una pequeña playa termal con arena blanca, piscina de mar, aguas termales y piscinas de agua caliente. Está abierta sólo durante el verano y se encuentra detrás de la Perla y del aeropuerto de Reykjavik. La entrada es libre, aunque tendrás que alquilar un armario para tu ropa, que cuesta 200 coronas islandesas.

Send this to a friend