Día 1: Llegada a Islandia

Area de alojamiento: Reykjavik

 

Dependiendo de la hora de llegada del vuelo, podréis experimentar en vuestro cuerpo el poder geotermal único de Islandia con un baño en la Laguna Azul antes de dirigiros hacia el hotel en Reykjavik dónde os alojaréis esta noche.

 

Tras registraros en vuestro alojamiento podéis salir a explorar la ciudad. Reykjavik es pequeña pero tiene todo lo que una gran ciudad puede ofrecer. Existen multitud de sitios maravillosos que esperan ser descubiertos. Visitad uno de los numerosos museos de la ciudad, sus acogedoras cafeterías o uno de sus muchos restaurantes donde, por la noche, podréis probar la cocina islandesa.

 

Antes de volver a vuestro hotel, disfrutad de una caminata a lo largo del popular paseo de Saebraut. Las vistas desde allí son espectaculares, pudiéndose avistar las famosas auroras boreales en una noche clara.

Laguna Azul

Laguna Azul

Este spa geotérmico es una de las atracciones más visitadas en Islandia. Su ubicación entre campos de lava, columnas de humo y chorros de vapor te harán sentir como en otro planeta. Es famosa mundialmente por las propiedades curativas de sus aguas geotermales.

Send this to a friend