Día 2: Reykjavik – Península de Reykjanes – Hella

Area de alojamiento: Alojamiento en Hella

 

Hoy descubriréis la Península de Reykjanes. La mayoría de los visitantes de Islandia solo pisan la Península de Reykjanes para aterrizar/despegar del aeropuerto de Keflavik o para bañarse en la Laguna Azul. Pero la Península de Reykjanes tiene mucho que ofrecer al turista: Continentes que se separan, Plantas de Energía Geotérmica, Faros, Reservas Naturales de Alcatraces y áreas geotermales son algunas de las maravillas que esta península oculta. los lugares insólitos que se encuentran en la península de Reykjanes, la región donde se ubica la famosa Laguna azul.

 

La península se encuentra al suroeste de Islandia y se caracteriza por una intensa actividad volcánica bajo la superficie debido a que es zona de unión de las placas Euroasiáticas y Americana. Debido a dicha actividad volcánica existen numerosas fuentes termales y manantiales de azufre.

 

Primero visitaréis el puente Midlína, situado en el lugar donde se encuentran las placas tectónicas Euroasiática y Norteamericana y que fue construido el año 2002. Después conoceréis el área de Seltún (Krýsuvík), caracterizada por sus fumarolas y sus piscinas de lodo caliente y donde la actividad geotérmica es impresionante.

 

A continuación visitaréis el Lava Tunnel la mejor manera de conocer desde dentro la actividad de las erupciones volcánicas, mientras se recorre el camino y por último visitaréis la Geothermal Energy Exhibition, una planta donde aprenderéis como los islandeses aprovechan la energía geotermal.

Laguna Azul

Laguna Azul

Este spa geotérmico es una de las atracciones más visitadas en Islandia. Su ubicación entre campos de lava, columnas de humo y chorros de vapor te harán sentir como en otro planeta. Es famosa mundialmente por las propiedades curativas de sus aguas geotermales.

Send this to a friend