Día 2: Costa sur, cascadas y playas de arena negra

Area de alojamiento: Alojamiento en Hella

 

¡Es hora de descubrir las maravillas naturales de la costa sur, caracterizada por cascadas, playas de arena negra y glaciares. En la playa de Reynisfjara, veréis las impresionantes formaciones de rocas llamadas Reynisdrangarlos. La leyenda popular islandesa cuenta que las rocas Reynisdrangar son malévolos trolls convertidos en piedra por el sol. Continuaréis hacia las cataratas de cuento de hadas de Seljalandsfoss y Skógafoss, una de las más altas en Islandia. Durante los meses invernales, muchas de las cascadas de Islandia se congelan, creando un paisaje único.

 

Después de disfrutar de todas estas maravillas naturales, llegaréis a vuestro hotel en la zona Hella para pasar la noche. Si las condiciones climatológicas son óptimas, disfrutaréis también de un espectáculo extraordinario, – las auroras boreales, este fenómeno de gran belleza que aparece bailando en el cielo con sus colores vivos y brillantes. ¡Es un espectáculo difícil de olvidar! Para observar perfectamente las Auroras Boreales se debe estar lejos de las ciudades donde la contaminación lumínica impide verlas en su máximo esplendor. Y la zona rural es el lugar ideal para contemplarlas porque proveen de la oscuridad absoluta que se necesita.

 

Nota importante: La Aurora Boreal es un fenómeno natural que depende totalmente de las condiciones meteorológicas.

Seljalandsfoss

Seljalandsfoss

¡Contempla una cascada desde su interior! Seljalandsfoss tiene una caída de 60 metros y es una de las pocas cascadas que es posible caminar por detrás. Está ubicada entre la localidad de Selfoss y la catarata Skógafoss. Se accede a la cascada desde la granja Seljaland por el Ring Road.

Send this to a friend