Día 4: Höfn – Egilsstadir

Area de alojamiento: Zona de Egilsstadir

 

La carretera que une Höfn y Egilsstadir, a veces referida como “la ruta de los fiordos”, atraviesa majestuosas montañas y pueblos pesqueros. Es una verdadera pasada, indescriptible. Las vistas son simplemente impresionantes, os dejarán anonadados. Os recomendamos que os toméis vuestro tiempo en esta carretera y que disfrutéis de las vistas. Almuerzo en un bello paraje de la zona.

 

Una de las posibles visitas a realizar en el camino hacia Egilsstadir es la del Museo de la Señora Petra Sveinsdóttir, en Stödvarfjördur, donde se expone una impresionante colección de minerales. También podréis disfrutar de una comida típica e incluso probar suerte pescando en uno de los cientos de malecones.

 

Si llegáis a Egilsstadir por la tarde, podréis ir de excursión por el lago Lögurinn en el barco Lagarfljótsormuinn, llamado así por el dragón o “ormur” que habitan en las profundidades del lago.

 

También tenéis otras opciones de actividades: visitar el Museo Cultural de Egilsstadir , pasear por el Selskógur, relajaros en la piscina Tjarnarbraut o montar a caballo. Pasad por la oficina de turismo cerca de la estación de autobuses para más información.

 

Si tenéis ganas de hacer trekking, recomendamos terminar el día haciendo la caminata a las magníficas cascadas de Hengifoss. Seguid a pie por el sendero desde la calle principal que lleva a las cataratas, que es el camino más sencillo, con una duración de unos 90 minutos.

 

Pasaréis la noche en la zona de Egilsstadir, uno de los pocos pueblos de interior del país, lo que hace que las noches de verano sean cálidas y agradables.

Send this to a friend